lunes, 9 de enero de 2012

Mercadillo


Hacía mucho tiempo que no salía un sábado por el casco antiguo; el otro día me encontré con este mercadillo, que al parecer existe desde hace bastantes años.

Apenas diez o doce puestos ocupando una pequeña calle. Al contrario que en el Rastro del domingo, aquí el ritmo es tranquilo y muchos de los clientes parecen viejos conocidos de los vendedores. Y, como sucede en estos mercadillos, hay de todo: desde teléfonos hasta trillos u objetos decorativos, libros, discos...

 


Algunos son clásicos, pero otros envejecen con muchísima rapidez...


Feliz año, por cierto.

3 comentarios:

  1. Ya me dirás dónde, cuando vaya por allí!!! Abrazos de Año Nuevo!!

    ResponderEliminar
  2. Cuantos tesoros se ven desde aquí!!!

    ResponderEliminar
  3. Feliz año, paseante, y que tu ciudad te siga nutriendo de buenas y comprometidas crónicas.
    un abrazo!

    ResponderEliminar