lunes, 23 de diciembre de 2013

Caridad vs justicia


En estas entrañables fechas de gasto desmedido y consumo sin par florecen -además de los reyes y papas noeles escalando paredes y las luces navideñas en las calles que se lo pagan- iniciativas solidarias con los más desfavorecidos. Así, a modo de ejemplo, el colegio de Las Pastorinas (sic) dona una tonelada de alimentos, la Asociación Leonesa de Caridad recoge 603 kilos de comida, el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno reparten entre los más necesitados...

Un momento, ¿el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno?

Pues sí, compadres. El Ayuntamiento ya lo hizo el año pasado, y éste insiste en el intento. Selecciona 80 familias, a las que da alimentos y dinero recaudados a través de cuentas corrientes y galas benéficas (parece ser que en el 2012 tocó a unos 500 euros por barba). Este año se suma la Subdelegación del Gobierno, que recoge juguetes y lo que caiga para repartir entre los más necesitados.

Estamos hablando de dos administraciones públicas, las mismas que han recortado de manera drástica los fondos sociales; administraciones públicas que deberían, con el dinero de nuestros impuestos, atender las necesidades de los ciudadanos, no permitiendo la indigencia, la pobreza energética, la malnutrición, la falta de libros en las escuelas, las insostenibles listas de espera, la discriminación sanitaria por motivos de nacionalidad o la precariedad de las viviendas.

Sin embargo, en vez de practicar la justicia social, han elegido el camino de la caridad y la beneficiencia. En vez de apoyar a la sociedad civil, que se organiza de manera solidaria, asumen ellos el protagonismo y un papel que no les corresponde.

De todos modos, por quedarnos con lo positivo, sería muy hermoso ver al Subdelegado del Gobierno y al alcalde, bien protegidos por sus abrigos -de cabritilla el primero, de lana escocesa el segundo-, acompañados de la presidenta de la Diputación con su visón -o zorro ártico, que de esto no entiendo mucho-, tras una mesa petitoria, digamos junto a la cafetería Cantábrico, atendiendo a todos los leoneses de bien que quieran contribuir en días tan fríos al socorro de los pobres.

Felices fiestas.


5 comentarios:

  1. Y se quedan tan anchos, creen que con 80 familas pueden lavar su conciencia.
    Feliz navidad y disfruta con tu familia de estos dias.

    ResponderEliminar
  2. El ansia de protagonismo hace el error común de los políticos.
    Si es que....

    ResponderEliminar
  3. Si me pierdo qe me busquen en Finlandia

    ResponderEliminar
  4. Estoy leyendo un interesante libro sobre el sistema educativo en Finlandia qe te aconsejo:Gracias, Finlandia,autor:Xavier Melgarejo. En la biblio de leon lo tienes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien lo tiene en préstamo...Gracias, Anónimo.

      Eliminar