lunes, 22 de marzo de 2010

Paseos accidentados

El pasado jueves, en un muy leve incidente de tráfico, no tuve ocasión de explicarle al otro conductor la razón de mi queja: bajó del coche, rojo de cólera, y sin dejarme hablar me dijo una frase que ya se ha convertido en motivo de bromas por parte de mis hijos: "¡vete a mangarla por ahí, payaso, que eres un payaso!".

Ayer domingo, mientras paseaba con mi hermana en una plácida tarde soleada, y en una terraza atestada de gente, una mujer sentada en una mesa comenzó a llamar repetidas veces "loca" a mi hermana, diciendo cosas sin sentido, mientras su marido se reía.

¿Pero qué nos está pasando? ¿Cómo atajar esta agresividad?

3 comentarios:

  1. Poniéndonos la narizota roja de payaso??

    ResponderEliminar
  2. Seguramente, para ellos, no había llegado la primavera.

    ResponderEliminar
  3. Según están las cosas "payaso" es casi un piropo.....

    ResponderEliminar