sábado, 23 de abril de 2011

Más sobre el carril bici del Bernesga al Torío

Ayer recorrí el trazado del futuro carril bici que une la desembocadura del río Torío en el Bernesga. Respecto a lo contado en este blog en el mes de febrero, se va avanzando.

Pongo esta foto para que se vea el aceptable muro arbóreo existente, no sé por cuánto tiempo. Es del tramo que circula paralelo al Bernesga.


Recordarán que ya entonces recogíamos de la prensa el compromiso, expuesto por la concejalía de turno, de plantar un montón de árboles autóctonos (tantos como los que se cargaron sin ninguna justificación allá por el mes de septiembre), y decían que la mayoría serían ¡hayas! y fresnos. A los pocos días, la prensa decía que los árboles serían 1.600 (cifra muy alejada de los que quitaron), y autóctonos, como fresnos, alisos o sauces: pues lamento comunicarle al señor concejal (y vicealcalde) que se la han colado: alguna haya le han plantado, además de otras especies que difícilmente pueden considerarse autóctonas.


Aquí está el tramo de carril junto al Torío, donde estaba la chopera de 25 años de antiguedad, y en el que se puede identificar a la izquierda (también hay una fila por la derecha) el magnífico dosel arbóreo que lo sustituye.



El haya del señor concejal:




También han colado varios árboles muertos, pero seguramente su número sea irrelevante ante la enormidad (¡1.600!) de árboles colocados.

Obsérvese el magnífico sustrato en el que han plantado algunos árboles: parece ser que la combinación de plásticos, casquotes de obra y ladrillo enriquecen las raíces.


3 comentarios:

  1. Desde luego es increible en los tiempos que vivimos en los que se rinde culto a la naturaleza, al desarrollo sostenible, etc. ¿o éso es cara a la galería?

    ResponderEliminar
  2. Eso es una vergüenza, además de un insulto a los ciudadanos

    ResponderEliminar
  3. El sustrato, dónde estará el sustrato de esas mentes?

    ResponderEliminar